Viviendo valores.

Sean Fitzpatrick, exjugador de rugby de los All Blacks, nombra la “humildad, honestidad, integridad, respeto”, como los principales valores del equipo. En realidad siente que no tendría que tener la necesidad de trabajar sobre esas cosas, porque deberían ser algo dado. Sin embargo, a finales de los 90 sintió que nadie seguía transmitiendo los principales valores sobre los que descansaba aquella institución deportiva. Y decidió hacer algo al respecto.

Junto con otro compañero, decidió escribir “El libro negro”. Un libro al que sólo podían acceder los jugadores All Blacks. Durante un tiempo fue la biblia del equipo. En él se recogen toda la sabiduría y la cultura del equipo: “nadie es más grande que el equipo”, “deja la camiseta en un mejor lugar”, “deja todo en el campo”, etc.

“Los valores no pueden ser adoptados en un nivel consciente, son lo que somos» (Viktor Frankl) 

Descubriendo nuestros valores

Sin embargo, la realidad es que muchas personas olvidan o no saben lo que son. Cuando hablan de valores, y pronuncian palabras como “humildad, honestidad, integridad, respeto, etc” se convierten en palabras grandilocuentes y huecas, al no ser vividas en primera persona. Algunos amigos se quejan de la falta de ética profesional en sus empresas. Consecuencia  de la ausencia de valores que guíen el comportamiento de los equipos y por extensión de la empresa.

“Hoy los valores son simplemente palabras que sirven para adornar las paredes de una empresa. Pero rara vez son vividos en primera persona. Sin valores no podemos construir la identidad de equipo.

No es posible construir un equipo sin tener unos valores que sirvan de guía y referencia a los miembros del equipo. Los valores son el faro.

Las empresas que preservan sus valores esenciales son las que se destacan, se distinguen y se consagran a algo. No es necesario buscar un listado demasiado largo. Bastan tres o cuatro valores que sirvan para construir la identidad y cultura de un equipo o de una empresa.

  • Los All Blacks utilizan la humildad, la excelencia y el respeto.
  • Los Marines de EEUU, el honor, el coraje y el compromiso.
  • Apple, la empatía, el foco y el buen gusto por lo bello.

img_3824Qué significa «Vivir los valores»

En el libro Legado”, James Kerr, relata como los dos jugadores más veteranos de los All Blacks, se encargan de limpiar el vestuario después de cada partido. Y lo hacen como una muestra de humildad. Para demostrar a los más jóvenes que nunca hay que ser demasiado grande como para hacer las pequeñas cosas que hay que hacer. Algo similar se recoge en “La Autobiografía” de Johan Cruyff: “Sí veía que algo no estaba funcionando hacía que dos o tres jugadores limpiaran el vestuario para reforzar el sentimiento de responsabilidad”.

Trabajar en los valores es una parte fundamental para construir nuestra identidad como individuos y como grupo. Es una parte innegociable para descubrir quiénes somos. ”

Nos indican aquello que no puede ser tocado, que es inherente a nosotros. Cuando nos sentimos ofendidos o enfadados por algún hecho, es la consecuencia que algún valor importante está siendo puesto en peligro.

“Los valores no se negocian”, como dice el Cholo. Son el marco que delimita nuestra vida, las líneas que no se deben traspasar. Vivir fuera de ellas es dejar de ser quiénes somos en realidad. Y el modo más sencillo de perdernos en el mundo. Nuestros valores deciden nuestra personalidad, y nuestra personalidad decide nuestro valor. Nuestros valores sonaquello que aportamos al equipo y a la sociedad.

“Los valores auténticos son aquellos por los que se puede vivir una vida, que pueden formar un pueblo que produce grandes hechos y pensamientos”. (Allan Bloom)

 Dignity – Deacon Blue