Qué debes saber sobre comunicación en la gestión de equipos

Todo comienza con la confianza

Uno de los cimientos sobre los que se sustenta la construcción de un equipo es la confianza. Como dice Robert De Niro en Casino, «sin confianza no hay nada, tienes que confiar en tu pareja, en tu equipo…». Es la base de los negocios y de las relaciones. Y parece claro que consiguiendo un nivel de confianza determinado se puede comenzar a construir una relación y la comunicación. Es clave tener esto en cuenta a la hora de realizar una correcta gestión de equipos de trabajo.

Sin embargo, para construir una relación o un equipo, son necesarios otros elementos: gestionar nuestras emociones y poder expresarlas; activar nuestra motivación y la del resto para lograr un objetivo común; desarrollar determinadas habilidades sociales que nos permitan comunicarnos con efectividad, como la empatía, la asertividad o el liderazgo; o encontrar un propósito a lo que hacemos.

Es decir, la comunicación es consecuencia de un proceso de mejora continua, y forma parte de nuestra inteligencia emocional y social.

¿Por qué tenemos problemas de comunicación?

La realidad de la gestión de equipos nos muestra que podemos formarnos y aprender técnicas y herramientas, y continuar teniendo problemas de comunicación. Incluso podemos estar teniendo excelentes resultados en el desempeño de las funciones, y tener problemas de comunicación. Los problemas de comunicación se suelen explican porque no hemos desarrollado el estilo de comunicación asertivo, que nos expresar nuestros deseos de un modo apropiado respetando los derechos de los otros.

Los estilos de comunicación agresivo o pasivo-inhibido generan problemas de comunicación. El primero porque sabe expresar sus deseos y necesidad pero no es capaz de respetar a los otros. El segundo porque no sabe expresar sus deseos y necesidades, y termina callando y asumiendo las ideas de otros. En ambos casos, nuestra vida social se verá afectada.

Por otro lado, si no somos capaces de crear un mensaje con contenido interesante para nuestro receptor, ni expresarlo de forma eficaz (todos los aspectos relacionados con la comunicación no verbal: voz, tono, expresión corporal…) nuestra comunicación tampoco será eficaz.

El origen de los problemas de comunicación

Sin embargo, los problemas de comunicación comienzan mucho antes, y tienen que ver con nuestra particular visión de percibir el mundo. Nuestro cerebro es incapaz de poder asimilar toda la información a la que tenemos acceso desde el momento que nacemos. Comenzamos a filtrar información desde nuestros sentidos, para no quedarnos bloqueados. Y esto continuamos haciéndolo durante toda nuestra vida.

Por otro lado, desde muy pequeños recibimos información de nuestros padres, abuelos, familia, profesores…Esa información se instala en nuestro cerebro como verdades absolutas, son las creencias. Algunas le damos una importancia vital, convirtiéndolas en valores. Cuando crecemos comenzamos a utilizar otro tipo de filtros porque nuestro cerebro es muy inteligente, pero muy vago. Comenzamos a omitir partes de información, a generalizar situaciones y a distorsionar la realidad en base a esas creencias que tenemos instalados desde pequeños. Y podríamos seguir… hasta llegar a la conclusión que “de eso que está ahí fuera, la realidad, sólo nos llega una pequeña parte”.

Además nuestro estado físico, emocional y nuestra forma de pensar nos hace recibir y transmitir la información de la realidad de un modo diferente… diferenciando aún más nuestro sistema de comunicación. Y claro, no podemos olvidarnos del lenguaje, el invento más grande del hombre, y que nos diferencia de los animales. El lenguaje crea realidades, y nos permite ver el mundo desde un lugar diferente, y no todos poseemos la misma riqueza lingüística.

 speaking together social media concept

Los mapas no son el territorio

De esta forma surge lo que en Programación Neurolingüística se conoce como los mapas de la realidad, que sirven para representar el mundo tal y como lo percibimos cada uno. Obviamente no lo conocemos en su totalidad, y además, cada uno de nosotros nos hemos encargado de crearlo a nuestra manera. Este proceso se repite en todas las personas, y es lo que gobierna nuestra comunicación.

“Cuando nos comunicamos, lo que hacemos es confrontar nuestros mapas.  Algunos coinciden en partes, y entonces nos llevamos bien. Es cuando decimos que “tengo química o feeling con alguien”.  Sin embargo, cuando no se produce esa «coincidencia de mapas», surgen los conflictos que se traducen en problemas de comunicación y que reflejan diferentes formas de percibir la realidad. Por esto, es por lo que nos cuesta conectar y comunicarnos.”

Tomar conciencia de cómo nos comunicamos es el primer paso, para poder establecer relaciones de confianza, desarrollar la empatía o activar la motivación de un grupo. Por lo tanto, ante un conflicto, recuerda, que cada uno tenemos nuestro mapa. Necesitamos ser flexibles para adaptar nuestro mapa al de otros, sí queremos lograr algún objetivo importante para nosotros.

“Para comunicarse de manera efectiva, debemos darnos cuenta que todos somos diferentes en la forma en que percibimos el mundo y usar este conocimiento como guía para nuestra comunicación con los demás.” (Anthony Robbins)

Genesis – Land of confusion

En Torre Conecta somos expertos en la construcción y gestión de equipos. Usamos diversas técnicas de team building y dinámicas de grupo, con éxitos probados. No dudes en contactarnos para pedirnos presupuesto sobre nuestros servicios de coach personal y profesional.