Zinedine Zidane: motivación y liderazgo

Recuperar la ilusión

El fútbol nos da la oportunidad de observar comportamientos que tienen que ver con dos conceptos difíciles de definir. Motivación y liderazgo son conceptos demasiado grandes que, en la mayoría de las ocasiones, escapan a nuestra comprensión. La mejor forma para llegar a entenderlos es a través de ejemplos, sin necesidad de acudir a multitud de manuales, definiciones, citas o modelos que los explican.

Si hay un punto de encuentro entre motivación y liderazgo, éste es la ilusión que genera un proyecto. El líder a través de un proyecto basado en un objetivo o propósito compartido es capaz de generar una ilusión compartida, que pone en acción al equipo. Y esto es lo que el pasado fin de semana generó el regreso de Zinedine Zidane (ZZ).

Todos son importantes

Motivación y liderazgo comienzan cuando todos los miembros del grupo se sienten parte de un equipo. Si hay algo que sirve para crear equipo es la participación y dar valor a todos. Hacer partícipes a todos los miembros de un grupo de un proyecto es vital. No puede haber descolgados o marginados.

Y esta fue la primera decisión que tomó ZZ el pasado fin de semana. En el primer partido recuperó a determinados jugadores desahuciados y con un pie y medio fuera del club. No se puede gestionar un equipo si determinados miembros están fuera de él. Un equipo es un sistema, dónde todos son importantes y es necesario saber incorporarlos e integrarlos al proyecto.

La gestión emocional del equipo

zidane e isco liderazgo motivaciónLo que diferencia a un líder es precisamente esto: tener la inteligencia para generar conexión entre los diferentes miembros del equipo. Es decir, la gestión de personas.  Conectar emocionalmente con el equipo es clave para generar adhesiones y compromisos. Es lo que hace que el grupo se enchufe, se conecte y se auto-motive.

Porque la motivación va de eso: de crear las condiciones para que una persona pueda sacar lo mejor de sí misma. Y para ello es necesario conocer qué mueve a cada persona. Conocer cuál es resorte que hay que tocar para activar su motivación, para que su voluntad se ponga en marcha.

Gestionar las emociones y sentimientos de frustración (ira, tristeza, miedo) de jugadores que no juegan, es vital para que el equipo no se desintegre. Y eso es algo en lo que el técnico francés ha demostrado ser un experto durante las temporadas que estuvo a cargo del equipo.

Conexión es comunicación y algo más

Según la RAE el término conexión tiene que ver con mostrar una buena comunicación entre dos o más cosas. La comunicación es el elemento más visible de un equipo o de una persona. Además, la comunicación es un aspecto vital en el desarrollo del liderazgo.

Alex Pentland, en diferentes estudios e investigaciones sobre el comportamiento organizacional de grupos, demostró que los líderes naturales de los equipos eran los que poseían mejores dotes para la comunicación. Los denominó “conectores carismáticos”.

ZZ encarna este tipo de comunicación. Sus ruedas de prensa no son precisamente discursos perfectos, ni probablemente tenga el don de la palabra. Pero, su comportamiento le permite alternar con cualquier miembro del grupo, mantiene conversaciones individuales con discursos corales, sencillos pero contundentes, sin épicas gratuitas. Y lo que es más importante: escucha mucho más de lo que habla. Es una persona tímida, pero de gran personalidad.

Confianza y empatía

Ahora bien, la conexión no se produce sólo cuando tenemos unas dotes especiales para la comunicación. La buena comunicación dentro de un equipo está supeditado a trabajar aspectos más profundos, menos tangibles pero vitales para la cohesión de un grupo: la confianza y la empatía.

La confianza es la seguridad que tenemos en que los miembros de un equipo no me van a fallar. La confianza es el pegamento que une al grupo, y es imprescindible para construir equipos. ZZ recién llegado de nuevo al equipo se ha rodeado de su guardia pretoriana: equipo habitual de colaboradores y de aquellos jugadores que le llevaron a alcanzar la gloría en los tres últimos años. De eso va la confianza.

Pero si hay algo que define al técnico galo es su capacidad para empatizar con sus jugadores. Los conoce, sabe lo que es ser jugador de élite, sabe lo que es haber vivido situaciones como las que ellos viven ahora. Y eso es fundamental para empatizar, para conectar con ellos. Para en momentos de alta complejidad, y dónde las emociones están a flor de piel, saber tomar la decisión correcta.

“Conectar emocionalmente con el equipo es clave para generar adhesiones y compromisos.”

¿Quieres saber más sobre motivación y liderazgo? Ponte en contacto con nosotros si quieres contratar nuestros cursos de liderazgo y motivación en Madrid o cualquier parte de España. Además de sesiones de coaching personal.