¿Cómo fomentar la práctica de la empatía?

Escuchar más y hablar menos

 

Megan Rapinoe, capitana de la Selección de Fútbol de Estados Unidos, en el discurso de celebración de la Copa del Mundo, pronunciaba entre otras afirmaciones, esta sentencia: “tenemos que escuchar más y hablar menos”. Esta es precisamente, la clave de la práctica de la empatía, un factor clave para desarrollar el liderazgo y la construcción de equipos.

Sin embargo, la práctica de la empatía no es sencilla, porque nos exige salir de nuestro paradigma o de la forma en la que vemos la realidad. Ahora bien, si queremos conectar con otra persona, si deseamos solucionar conflictos o tender puentes hacia otras personas que están en las antípodas a nuestro punto de vista, resulta inevitable escuchar al otro. Y para ello, es necesario salir de nuestra forma de ver las cosas, y comprender que hay otros puntos de vista y maneras de ver la vida.

 

Juzgar menos y aceptar más

 

La clave para desarrollar la empatía tiene que ver con la capacidad de percibir y comprender la emocionalidad que está sintiendo la otra persona. Y para ello es necesario desactivar el juicio. Podemos estar de acuerdo o no con las opiniones de otra persona, pero si no somos capaces de comprender y aceptar la emocionalidad del otro, la escucha se queda incompleta.

Por eso, es importante saber escuchar cuáles son los deseos y necesidades de la otra persona. Es aquí, dónde comenzamos a trabajar la motivación de una persona. Cuando alguien se siente escuchado, cuando abrimos una conversación para que nos cuente cuáles son sus intereses, qué es lo que le mueve…podemos influir y persuadir a alguien para que haga algo.

 

Herramientas para fomentar la práctica de la empatía

 

Existen diferentes técnicas que permiten desarrollar la empatía. La más conocida es el cambio de roles. Intercambiar roles con otra persona, nos permite entrar en su realidad, en cómo ve las cosas la otra persona. Por ejemplo, una conocida marca de coches hizo que sus ingenieros simularan que estaban “embarazados” para comprender cómo se sentirían las embarazadas cuando conducían.

Uno de los ejercicios que permiten conectar mejor con otra persona, es escuchar en riguroso silencio, sin ningún tipo de pregunta o interrupción, los hechos más trascendentes de su vida, o determinados aspectos personales (su música, película o libro favorito, o una persona que ha sido su referente, etc).

 

El abrazo del oso

 

lou gerstnerLou Gerstner accedió a la presidencia de IBM en los años 90, justo cuando el Gigante Azul estaba casi en quiebra. Su primera acción, antes de tomar ninguna medida, fue realizar un “tour de escucha”, para conocer la perspectiva de los empleados y de los clientes sobre los problemas y las oportunidades de la compañía. Le puso el nombre de “Operación Abrazo del Oso”.

El propio Gerstner llamaba a los clientes cada día y daba “abrazos de oso” a los empleados para analizar sus inquietudes y poner a prueba las ideas. Su objetivo principal era escuchar. Y evitaba extraer conclusiones precipitadas. Cuando terminó esta fase, Gerstner y su equipo ejecutivo estaban en disposición de fijar la estrategia y planes de acción adecuados. Lo que desembocó en la transformación de la cultura de IBM. De ser una empresa burocrática centrada en sí misma pasó a ser una empresa innovadora y atenta al mercado.

 

“Escucha, serás sabio. El comienzo de la sabiduría es el silencio.”

(Pitágoras)

PONTE EN MI LUGAR – EL PAÍS SEMANAL

 

Si quieres saber más sobre liderazgo y gestión de equipos de trabajo, no dudes en preguntarnos acerca de nuestros servicios de coaching de equipos y coach personal y profesional. ¡Será un placer ayudar a que tu equipo funcione mejor!