¿Qué activa nuestra motivación?

¿Cuáles son las causas que hacen que una persona se encuentre motivada en un trabajo y otra persona realizando la misma tarea y bajo las mismas circunstancias no lo esté?, ¿qué factores de motivación intervienen a la hora de realizar un trabajo?, ¿existe una fórmula de la motivación?

Cuando hablamos de motivación, nos referimos a un impulso o una energía, que nos mueve, y nos lanza a realizar una acción. Ese algo, es el deseo. Todos tenemos deseos, aunque obviamente los deseos de unos y otros difieren. Ahí está una de las claves para explicar por qué dos personas bajo las mismas condiciones laborales, pueden vivir estados de motivación diferentes.

El deseo es la conciencia de una necesidad, de algo que me falta.”

Existen infinidad de deseos, y la lista sería infinita, pero todos los deseos se pueden agrupar en tres grandes grupos, como define José Antonio Marina en su libro, Los Secretos de la Motivación. Estos tres grupos son: el deseo de bienestar personal, el deseo de vinculación social y el deseo de desarrollo.

alfie películaEl deseo de bienestar personal

Es el que nos permite buscar aquellos placeres que nos hacen sentir bien con nosotros mismos. Es el deseo de placer, del disfrute

También se conoce como el deseo hedónico. El filósofo Epicuro fue el primero que nos habló de este tipo de deseo. Él defendía el hedonismo como filosofía de vida caracterizada por la búsqueda del placer.

Un ejemplo de este tipo de deseo lo encontramos en la película Alfie, protagonizada por Jude Law, con un estilo de vida hedonista, donde su principal motivación es la búsqueda del placer conociendo, enamorando y seduciendo a mujeres.

uno de los nuestros películaEl deseo de vinculación social

Es el que nos permite formar parte de un grupo, y ser aceptado dentro de él

Se conoce como el deseo de afiliación. Es el deseo que busca la pertenencia y aceptación de un grupo. En este deseo también hay un deseo de reconocimiento implícito. Ser valorado por los demás.

Un ejemplo de este tipo de deseo lo encontramos en la película Uno de los nuestros, donde el protagonista Henry Hill (Ray Liotta) persigue ser aceptado como miembro de la familia  de la mafia Lucchese.

fórmula de la automotivación: breaking badEl deseo de desarrollo

Es el que nos permite ampliar nuestras posibilidades de acción.  Nos permite realizarnos y alcanzar la excelencia, la plenitud.  Nos otorga la capacidad de sentirnos competentes, capaces y útiles.

Este deseo adopta múltiples manifestaciones: el logro, la auto-realización, la autonomía, la maestría, el poder, la creatividad, el propósito…

Obviamente, podemos encontrar diferentes ejemplos de personajes de ficción donde queda patente cuál es el deseo principal que les mueve. Hay un personaje que encarna muchos de estos deseos a lo largo de su vida: Walter White (Bryan Cranston), el protagonista de la serie Breaking Bad. En él se dan cita diferentes deseos de desarrollo, como el de autonomía, el de logro, el de creatividad, el de propósito…

 La fórmula de la motivación

La motivación se activa por tres caminos diferentes:

  • Cuando identificamos qué deseo nos mueve. Es algo que anhelamos: poder, dinero, fama, prestigio, autonomía…
  • Cuando existe un valor, incentivo o premio que trae asociado ese deseo. Es el beneficio que voy a obtener cuando haga realidad ese deseo, y es lo que me pone en movimiento. El valor del deseo sirve para darnos cuenta que siempre que hacemos algo, lo hacemos por o para algo.
  • Los condicionantes que existen entre el deseo y el beneficio que quiero lograr. Cuando tenemos un deseo, se inicia una búsqueda hasta lograr conseguir ese beneficio. Entonces aparece la tarea que tenemos que realizar para logarlo. Es el camino que hay que recorrer. Los condicionantes harán que la motivación se acelere o se ralentice.

En resumen, la fórmula de motivación, podríamos definirla como la suma de estos tres componentes.

Motivación = Deseo + Valor del deseo + Condicionantes.

Cualquier intento por motivarnos o por generar la motivación en otros pasará por identificar estos factores, y actuar sobre ellos, a través de diferentes recursos. La pregunta que te dejo es: ¿cuál es el deseo que te mueve, y te empuja a levantarte cada mañana?