Coaching de liderazgo: El discurso oportuno

La comunicación entre el líder y su equipo es uno de los elementos cruciales en el desarrollo del liderazgo. Hay momentos en los que el líder no sólo tiene que ocuparse en desarrollar unas relaciones individuales fuertes con cada miembro de su equipo, sino que su rol requiere algo diferente. El líder tiene que encarar al grupo y comunicar un mensaje dirigido al conjunto. Es decir, tiene que pronunciar un discurso. Sin embargo, muchas veces, no es el correcto o adecuado. Es en ese momento cuando es preciso realizar un coaching de liderazgo.

En palabras de Jose Javier Torre, Director de Torre Conecta y expero en coaching de liderazgo:

«En mi vida profesional, realizando coaching de equipos, he presenciado diferentes tipos de discursos. Discursos vacuos dónde el ponente pretendía elevar la moral de la tropa con promesas difíciles de cumplir. Otros eran discursos irónicos que buscaban tocar el orgullo del grupo para hacerles salir de su zona de confort. En la mayoría de los casos, se trataba de discursos dónde el orador se perdía en un mar de números y predicciones financieras que pudieran respaldar su posición… Quizás, haya momentos para cualquiera de estos discursos, pero la sensación que dejaban en mí, eran de vacío, y apenas despertaban ningún tipo de emoción o energía positiva»

Un discurso oportuno conecta

La diferencia entre un discurso oportuno y el resto es que sirve para CONECTAR la visión del líder con el equipo. Este tipo de discursos es necesario e imprescindible en momentos complicados y adversos para una organización o un equipo.

Obviamente, en él no cabe la manipulación ni utilizar subterfugios lingüísticos. Debe ser sincero y reflejar el corazón del que lo pronuncia, y eso se nota, se descubre con bastante facilidad. Porque sientes que te toca, que ha tocado algún resorte que te mueve, que impulsa tu motivación. Y esto va más allá de mover la energía. Va de inspirar, de conectar con un deseo interior profundo.

Cuando en un equipo existe el miedo por estar viviendo una situación complicada, por ejemplo, una época de despidos, no sirven discursos demasiado optimistas ni que oculten la realidad. No vale andarse por las ramas y la tibieza de algunos responsables que no desean entrar en situaciones conflictivas. Probablemente, el discurso más efectivo sea un discurso sincero, firme y directo, sin estar exento de la empatía del líder ante la situación que está viviendo su equipo u organización.

¿Qué debe incluir un discurso oportuno?

Al PacinoHay cientos de ejemplos que sirven para reflejar este tipo de discursos. Se puede recurrir a personajes históricos, políticos, entrenadores de equipos deportivos, directores de orquesta… Y a través del cine encontramos algunos discursos, que se han hecho especialmente famosos, como el que realiza Al Pacino en la película “Un domingo cualquiera”.  O el que realiza el Rey Jorge VI en la declaración de guerra contra Alemania en 1939, al inicio de la II Guerra Mundial, en “El discurso del Rey”.

Ambos ejemplos sirven para reflejar que no es necesario tener unas grandes cualidades como líder, ni una gran oratoria para poder desarrollar un “discurso oportuno”, siempre y cuando aparezca la autenticidad del ponente, y exista un claro propósito. Lógicamente se puede entrar vía un correcto coaching de liderazgo.

En opinión de Jose Javier, el discurso oportuno debe tener las siguientes partes:

  • Exposición de la situación a la que se enfrenta el equipo. Debe ser clara, directa y concisa.
  • Expresar desde el primer momento la confianza en el equipo.
  • Contar una historia personal que sirva para empatizar con la situación que vive el equipo.
  • Explicar el propósito que persigue el equipo: por qué hacemos lo que hacemos
  • Detallar cómo se puede superar la situación: dar una salida. Por ejemplo, apelar a los valores compartidos que ayudarán a resolver el problema.
  • Ofrecer una visión de dónde queremos llegar y apostar personalmente por eso: creer con convicción en esa idea, en ese sueño.
  • Realizar una llamada a la acción: qué necesito del equipo
  • Agradecer al equipo su compromiso e implicación.

¿Por qué es importante?

El discurso oportuno es un elemento imprescindible para un líder. Sirve para que éste muestre su visión, su propósito, sus valores, su confianza en el equipo y conecte con el equipo. Es una herramienta que sirve de ejemplo al equipo, mostrando la conducta y el comportamiento del líder, y que es fácil de recordar para todos. Sin olvidar que se puede entrenar para una mejora continua.

“Eso es un equipo, caballeros. O nos curamos ahora como equipo, o nos moriremos como individuos” (Al Pacino, Un domingo cualquiera)

Al Pacino – Un domingo cualquiera

Descubre más sobre el coaching de equipos, el coaching de liderazgo y el coaching personal y profesional en nuestros artículos del blog. Además, no dejes de escribirnos con cualquier comentario, sugerencia o pregunta.