Cuatro respuestas al cambio en los equipos

Contextos de innovación acelerada

Al final de la II Guerra Mundial, Winston Churchill reconocía que “estamos modelando el mundo más deprisa de lo que podemos cambiar nosotros, y estamos aplicando al presente los hábitos del pasado”. Hoy las empresas y equipos se enfrentan a contextos de innovación acelerada, situación similar a la que se dio a mediados del siglo XX, dónde la velocidad del cambio supera a nuestra capacidad de respuesta.

Es necesario que las empresas, y los equipos en particular, sepan cómo gestionar gradualmente la adaptación al cambio, aplicar nuevos hábitos de conducta y comprender cuál es la dirección del cambio. Sin embargo, no todos los equipos o las personas que los integran, tienen la misma respuesta ante una situación de cambio. Vamos a ver cuatro tipos de respuesta.

Equipos resistentes

Son equipos que desarrollan una actitud que no teme hacer frente a las adversidades. Son capaces de mantener la consistencia, no se hunden ante las dificultades y manifiestan una gran seguridad como equipo. Se caracterizan por poseer fortaleza interna, determinación y perseverancia para poder afrontar circunstancias difíciles.

Sin embargo, resistir no es suficiente para poder mantener un equipo. Se necesita incorporar algún tipo de acción creativa que les permita sobrevivir en el futuro. Los equipos “resistentes” intentan mantener su estatus y estabilidad y temen perder su identidad cómo equipo, lo que les puede conducir al inmovilismo.

Equipos adaptables

Son equipos capaces de enfrentarse a un desafío que no habían visto nunca con anterioridad y para el que no disponen de respuestas. Ante situaciones complejas e inciertas, el equipo acepta cambiar para adecuarse a las nuevas circunstancias.

Sin embargo, el equipo no pretende cambiar el contexto recién establecido. En este caso, los miembros del equipo comienzan a cambiar su mentalidad y sus capacidades para adaptarse al nuevo contexto.

Equipos emprendedores

Son equipos que se adelantan a los acontecimientos. Son capaces de interpretar la realidad, leer los hechos que se están produciendo y detectar qué oportunidades tendrán lugar.

Asumen un riesgo, al atreverse a transitar caminos que todavía son inciertos. A diferencia de los equipos adaptables, que aspiran a sobrevivir, los equipos emprendedores aspiran a ganar.

Equipos transformadores

Son equipos que desean ser el motor del cambio. No sólo perciben las oportunidades que traen los cambios, sino que deciden ser los que modifican la realidad. Se caracterizan por ser capaces de producir cambios sustantivos, y lo hacen a través de la visión, la estrategia, la cultura organizativa y la innovación.

¿Por qué son importantes los equipos emprendedores y transformadores?

En el contexto actual de cambio, caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad, los equipos necesitan no sólo adaptarse a esta realidad, sino anticiparse y ser agentes del cambio.

No es suficiente solamente con resistir, utilizando las mismas recetas que se utilizaba en el pasado para resolver antiguos problemas. Hoy en día, los equipos deber ser impulsores del cambio. La visión compartida, el espíritu emprendedor, la innovación y la creatividad deben ser elementos fundamentales dentro de los equipos.

“Las fórmulas del éxito del pasado son la semilla de la decadencia del presente” (Abraham Zaleznik)

Creedence Clearwater Revival – Cotton Fields